Dirección de arte: “El responsable de todo lo que se ve”
Milena Forero, maestra en artes escénicas, será la próxima invitada de Diálogos de Backstage, este miércoles.
Milena Forero, protagonista de la próxima sesión de Diálogos de Backstage: taller de dirección de arte
Contenido

Se trata de una de las escenas del conocido cuento de Caperucita Roja. La dulce niña se está preparando para ir a visitar a su abuela y llevarle comida. Está en la cocina, con su mamá, encargándose de todos los pormenores del encuentro. “La cocina y en general la casa de la mamá de Caperucita son la escenografía. La canasta, llena de comida, hace parte de la utilería y su capa roja característica, así como el resto de su ropa, es el vestuario”, esta es la analogía con la que Milena Forero, licenciada en diseño de espectáculos y maestra en artes escénicas, explica de qué se trata la dirección de arte.

Forero ha sido una enamorada de las artes escénicas, plásticas y visuales desde muy joven. En el colegio se encargaba de liderar toda clase de espectáculos culturales e izadas de bandera, así como de llevar a cabo las carteleras y en general todo lo referente a las manualidades. Una vez se graduó del colegio, se inscribió en cursos de caricatura, pintura al óleo, escultura con barro y hasta de porcelana. Aquellos le ayudaron a definir qué de todo ese universo artístico quería asumir como proyecto de vida, por lo que finalmente decidió que no estudiaría algo relacionado con las artes plásticas, sino que se inscribiría en el programa de Artes Escénicas del Teatro Libre.

Aunque finalizó su carrera en 2002, seguía muy interesada en el tema de lo plástico. Como tampoco quería dejar del todo las artes escénicas, la artista de Bogotá concluyó que la Dirección de Arte podría combinar esos dos campos que la apasionaban, sin tener que desligarse totalmente de alguno. Buscó juiciosamente programas académicos referentes a la materia, pero encontró que en Colombia no existía ninguna carrera dedicada a la dirección de arte. En Argentina, en cambio, sí.

Con mucho esfuerzo, viajó a Buenos Aires y se inscribió en el programa de Diseño de Espectáculos de la Universidad de Palermo. En 2013, se graduó con la distinción Magna Cum Laude y volvió a Bogotá con la idea de visibilizar el trabajo de los directores de arte y trabajar en televisión. 

Ese mismo año, le escribió un correo a Direccionarte, una de las empresas dedicadas a la  dirección de arte para televisión más reconocidas del país. En el mensaje, les habló sobre su carrera profesional y les manifestó su interés por trabajar con ellos. Finalmente, la llamaron a hacer una prueba y los resultados fueron tan buenos, que aunque se postuló para el cargo de utilería, fue contratada para ser coordinadora de arte; o sea, la mano derecha de Diego Guarnizo, el director de arte de la telenovela de Caracol T.V. Mentiras perfectas. 

Durante casi un año, estuvo a cargo de las áreas de escenografía, ambientación, efectos especiales, vestuario y maquillaje. En algunas ocasiones tuvo problemas con su equipo, dice ella, por ser tan joven y en algunos temas inexperta, pero en general considera que esta fue una experiencia provechosa, pues aprendió muchísimo sobre dirección de arte audiovisual y descubrió que había que ser ‘todero’ en la materia para poder cubrir todos los frentes. “Por eso yo siempre digo que puedo desde barrer, hasta dirigir una obra”, dice Forero.

Cuando acabó su trabajo con la telenovela, se preguntó, angustiada por el futuro, qué iba a hacer. Estuvo buscando alguna clase de estímulo con el Ministerio de Cultura y aplicó a la Beca Rayuela, una convocatoria de creación en el campo de los títeres y la animación de objetos. Con un proyecto sobre La Catrina, la célebre ilustración del mexicano José Guadalupe Posada, consiguió quedar como ganadora suplente, detrás de Liliana Palacio, una de las titiriteras más importantes del país.

Milena Forero, maestra en artes escénicas, en una nueva sesión de Diálogos de Backstage

Aunque no ganó el primer puesto por falta de experiencia en los títeres, decidió seguir adelante con la obra. Uno de sus titiriteros viajó a Brasil, así que de momento se dedicó a buscar un reemplazo. Un amigo suyo le recomendó a Carlos Velásquez, otra de las figuras nacionales destacadas en el mundo de los títeres para televisión y teatro; justo los dos énfasis en los que estaba interesada Forero. 

Se reunió con Velásquez, sacaron adelante el proyecto y presentaron la obra en el Teatro Hilos Mágicos. Se dieron cuenta de que se entendían muy bien personal y laboralmente, así que aplicaron juntos a otras becas distritales, como la de Rayuela en 2015 (la cual se ganaron). Trabajaron en varias ocasiones con el Teatro Colón, donde realizaron coproducciones de teatro de títeres y objetos, zarzuelas y óperas. Producto de esos trabajos, nació en 2016 Producción Escénica Teatro de Juguete, la empresa familiar que se dedica al diseño y producción de espectáculos teatrales y audiovisuales.

Hoy, luego de 4 años de trabajo con su empresa, han logrado acumular experiencia en toda clase de espacios teatrales, televisivos y corporativos. Elaboraron, además, un proyecto de educación no formal, en el que a través de laboratorios, charlas, talleres y asesorías comparten su experiencia en la dirección de arte. Forero, por su parte, es actualmente docente en la Universidad Javeriana de Bogotá y ha diseñado diversos programas académicos, producto de su experiencia en el oficio.

Motivada por compartir lo que sabe siempre, el próximo 11 de junio a las 4:00 p.m., Milena Forero será la encargada de liderar una nueva entrega de Diálogos de Backstage, esta vez con una charla sobre los conceptos básicos de la dirección de arte. A través de la web idartesencasa.gov.co, el público bogotano podrá disfrutar de esta iniciativa del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, en la que conocerán todo sobre este arte, el de “crear y materializar visualmente una puesta en escena. En otras palabras, el de ser responsable de todo lo que se ve”, dice Forero.

Por: Sebastián Hernández Noreña
El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
7 + 5 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4