Alabaos, gualíes y tumbas
El documental que nos presenta La Herencia Africana y sus cantos entre vida y muerte
Alabaos, gualíes y tumbas
Contenido

En el marco del Día Nacional de la Afrocolombianidad, celebrado anualmente cada 21 de mayo desde 2002, la Cinemateca de Bogotá presenta el documental Alabaos, gualíes y tumbas (2011), centrado en las tradiciones mortuorias del departamento del Chocó.

Colombia, la ciudad de Bogotá, cada colombiano y colombiana, sin importar el color de su piel, la prominencia de sus labios, el tono de sus pupilas, rasgos y acentos que con el mundo lo comunican, es, sin importar procedencias ni creencias, parte de la inmensa, variada y rica imagen fractal de la afrocolombianidad: todos hacemos parte de ella y, asimismo, cada uno de nosotros lleva impresa esta esencia.

Nuestra libertad, expresión y alegría, la de toda la sociedad colombiana, representa, pues, reconociéndolo y visualizándolo, el gran aporte histórico y cultural de tantas comunidades negras, afrocolombianas, palenqueras y raizales. Por lo que, en 2011, el Ministerio de Cultura declara mayo como el Mes de la Herencia Africana, teniendo en cuenta las luchas de estas comunidades que han marcado para siempre nuestra piel tricolor: bandera que ondea a un solo latir.

Y a ritmo de ese latido, la Cinemateca de Bogotá presenta en su franja Memoria el documental Alabaos, gualíes y tumbas —un homenaje a Noelio Rivas, fallecido cantador de alabaos y gualíes del Medio San Juan (Chocó)—, pulso de vitalidad en el cine colombiano que retrata, justamente, el origen de ese latir compartido: las raíces afro y su relación con la muerte.

Y es que somos frutos de un mismo legado, legado que resuena, transita más allá de lo terrenal para convertirse en un mantra, un coro para sobrellevar el dolor y arrullar así lo desconocido. En este caso, el documental rescata los gualíes y alabaos, rituales mortuorios propios del pueblo afro del Pacífico colombiano que vive en medio de la selva y junto a los ríos del Chocó; ritos que guardan una profunda relación con la cosmogonía africana, adentrándose en un umbral hacia el más allá.

Poblado en su gran mayoría por comunidades afrodescendientes, el departamento del Chocó, territorio en el que se supieron anclar mares, selvas, brotes de la más exuberante vegetación —allí la muerte y la vida se funden de maneras misteriosas— es cuna de culturas, ritos y tradiciones que empiezan poco a poco a revelarse al mundo.

Es el caso de los alabaos, cantos de origen gregoriano y católico que, integrándose a la tradición de las músicas afrocolombianas representativas de la costa Pacífica, dieron origen a estas oraciones musicales dirigidas a santos y que aluden a las virtudes de aquel que ha muerto, siendo una manera de recordarlo, convirtiendo la memoria en un lenguaje escrito en el aire y para el aire, adosado de lágrimas y pesares que se enredan y tejen el dolor y la esperanza de quien es tocado por estos cánticos. Los gualíes, por su parte, son cantos interpretados en velorios de niños que no dejan de estremecer por el desgarramiento con el que son entonados; manifestaciones con que los cantores acompañan a los suyos en su paso hacia la eternidad y que han jugado un papel fundamental en la historia de los pueblos afro del Pacífico colombiano.

Es importante señalar que en 2014 el Consejo Nacional de Patrimonio dio concepto favorable para que los gualíes y alabaos de las comunidades afro del municipio del Medio San Juan, entrasen a la Lista Representativa de Patrimonio Inmaterial de la Nación.

Seleccionado en el Concurso para la circulación de documentales realizados entre 2005 y 2012 para las franjas de programación de la Cinemateca de Bogotá y demás espacios alternativos, el documental Alabaos, gualíes y tumbas es dirigido y editado por Lucas Silva, reconocido documentalista cuya obra observa la cultura afrocolombiana, la herencia africana, las minorías étnicas y otras culturas populares de Colombia. En su haber destacan películas como: Amapola, la flor maldita (1994-1998), en codirección con la maestra Marta Rodríguez, e Hijos de Benkos (2000), documental sobre la música afrocolombiana; entre otros.

En alianza con Hollywoodoo Films, el próximo domingo 24 de mayo a las 5:00 p.m, a través del Facebook live y del canal Youtube de la Cinemateca de Bogotá, los usuarios podrán disfrutar de Alabaos, gualíes y tumbas (38 minutos de duración), producida por Najle Silva (Hollywoodoo Films), responsable además del concepto gráfico y foto fija. Importante señalar que el documental cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Gobernación del Chocó, la Secretaría de Cultura del Chocó y la Alcaldía de Andagoya (Medio San Juan).

 

 

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
8 + 0 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4