Con flautas y música le hacen frente a la Pandemia
Una carranga para llevar un mensaje de cuidado y esperanza a los bogotanos.en estos días de incertidumbre.
Niños haciendo música
Contenido

El profesor Ómar Flórez, artista formador en música del Programa Crea del Instituto Distrital de las Artes - Idartes, compuso una carranga que sus estudiantes, aprovechando las herramientas virtuales, interpretaron desde el aislamiento para llevar un mensaje de cuidado y esperanza a los bogotanos en estos días de incertidumbre.

Aquel miércoles, Ómar Flórez no concilió el sueño con facilidad y el descanso no fue reparador. Así que el jueves, muy a las cuatro de la mañana, estaba en pie buscando el sosiego que había perdido la noche anterior.  Se sentía un poco intranquilo y abrumado pensando en sus pupilos.

Y es que no era para menos, la alcaldesa de Bogotá Claudia López, había anunciado el aislamiento obligatorio de todos los ciudadanos. El simulacro vital, como fue llamado el ejercicio, buscaba hacer frente a la pandemia del coronavirus COVID – 19  reduciendo la posibilidad de contagio entre los habitantes de la capital.   

 “Los niños son muy inquietos y muchos conviven en sus casas con abuelitos”, dice el profesor Ómar Flórez, artista formador en música del Programa Crea del Instituto Distrital de las Artes – Idartes desde 2015 y encargado de enseñarle flauta a niñas y niños entre 6 y 11 años de los Crea del Lucero, en la localidad de Ciudad Bolívar y de Gustavo Restrepo, en Rafael Uribe Uribe, dos de los 20 centros Crea distribuidos en toda la ciudad.

“El Cucho”, como le dicen cariñosamente sus estudiantes, estaba preocupado por la tranquilidad de sus alumnos y quería, no sólo entregarles un mensaje de calma para los días de encierro, sino explicarles la importancia de permanecer en sus hogares para evitar la expansión del virus.

Así que después de haberse acostado “con una preocupación la cosa más grande” como él mismo lo relata, ese jueves Ómar se despertó dispuesto a menguar el miedo componiendo una canción. Entonces el alba trajo consigo la inspiración para una docena de versos que del papel viajaron a un grupo de WhatsApp  en el que otros artistas formadores no podían decir más que: “qué cosa tan buena”.

La emoción fue tal que los colegas de del profesor Flórez decidieron unirse con la melodía. Así, desde sus casas, interpretaron los acordes en diversos instrumentos y los sonidos empezaron a deambular por WhatsApp para finalmente fundirse y alojarse en una canción. 

Y como las buenas iniciativas también se contagian, cuando Ómar envió a sus alumnos las guías para tocar la composición, empezó a recibir de regreso vídeos en los que no sólo participaban los menores, sino las familias también.

Las flautas de PVC que los niños fabricaron artesanalmente en clase, sirvieron para materializar en decenas de casas bogotanas la partitura que “El cucho” compuso aquella mañana de jueves. Lejos estaban todos de imaginarse que en un futuro cercano estos instrumentos que construyeron con sus propias manos les servirían para acompañar con música los largos días de cuarentena, alejados de los instrumentos del centro Crea con los que aprendieron sus primeras notas. Entonces del aire que entraba a estos instrumentos de plástico, salían las tonadas que decían:

Ya vendrán tiempos mejores

si siguen las instrucciones.

Pónganse las pilas, niños

y escuchen con atención

Vamos a cuidarnos todos

y a quedarnos en la casa

con los padres, los hermanos

y a lavarnos bien las manos.

Sí, sí, sí

no salgas de la casa

Sí, sí, sí

cuida a los abuelitos

Si, si, si

Cuídate tú también…”

Así, en un par de horas y con ayuda de sus estudiantes, este sencillo jingle con visos de carranga que “El Cucho” Flórez compuso, se hizo viral llevando un mensaje de sosiego y cuidado a los bogotanos en estos días de pandemia.

Para este artista con más de 40 años de experiencia en la enseñanza de la música, el arte es mucho más que una experiencia estética y en circunstancias de dificultad e incertidumbre como las que vive el mundo actual, se convierte en una herramienta para lidiar con el encierro, subir el ánimo y procurar la unión de la comunidad.

Por eso desde que el Gobierno Nacional decretó la cuarentena, el profesor Ómar se organizó para darle continuidad a las lecciones de flauta con sus estudiantes de manera remota. Utilizando las herramientas que la Administración Distrital dispuso para ello, como la plataforma Crea en Casa, continuó sin tropiezos el proceso formativo con sus queridos niños del programa Crea del Idartes.  

“En estos momentos estos niños están sometidos a una circunstancia muy compleja en la que no pueden salir, por lo que necesitan cosas para distraerse y emplear el tiempo y qué mejor que hacerlo que reforzando los conocimientos y practicando”, aseguró “El Cucho”. 

Con arte, paciencia y mucha dedicación, el profesor Ómar va aportando “su granito de arena” para que los chicos “se sientan un poco más tranquilos en casa” como dice él, y para que el ruido del temor sea silenciado por notas musicales. “Es saber que todos estamos encerrados en la casa, pero hay que buscar la forma de cantar y de buscar la forma que estemos unidos (…) busquemos la forma de vivir en el encierro y de crear, que exista la posibilidad de la creación”, finaliza.

 

Por Margareth Sánchez
El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
17 + 2 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4
Etiqueta