Noticias TJEG

Cactus Taller Gráfico: las artes como motor creativo
El estudio creativo será el protagonista de una nueva sesión de Diálogos de Backstage, este jueves.
Cactus Taller Gráfico: las artes como motor creativo
Contenido

Cuando Juliana Jaramillo regresó a Cali luego de haber estudiado en el Instituto Europeo de Diseño y haber cursado una maestría en Dirección de proyectos de arte, en Barcelona, España, estaba convencida de fundar su propio estudio de diseño, antes que pensar en trabajar para alguien más. 

Mientras hacía sus primeros trabajos, a Jaramillo la acompañaba nada más que un cactus, al lado de su computador. Así bautizó el incipiente pero ambicioso proyecto que quería llevar a cabo: Cactus Taller Gráfico. Cuando estuvo en Colombia de nuevo, se asoció con Carlos Dussan, conocido suyo por entonces, quien mostró un interés genuino por hacer parte de su iniciativa.

Dussan estuvo siempre muy presto a aprender de Jaramillo, pues estaba muy interesado en lo que ella hacía, aunque él había estudiado economía. Así las cosas, comenzó a aprender de diseño de forma autodidacta, valiéndose de lo que le enseñaba ella y de su gusto por la fotografía. Uno de sus primeros clientes como estudio fue Delirio, el reconocido show de salsa de Cali, para el que hicieron la marca, el logo y la estrategia de comunicaciones, y con quien siguen trabajando después de 12 años.

Por esa época, llegaron también otros de los grandes clientes del estudio, cuyos trabajos quedarían para la posteridad: El Museo de la Tertulia y Papel de colgadura, una revista de la Universidad Icesi de Cali. Con los primeros, con quienes han trabajado ya durante 11 años, ha sido un trabajo arduo, pero gratificante: “Tienes que hacer una marca para cada exposición y unas piezas específicas. Pero trabajar con artistas es muy bacano porque ellos ya tienen un referente visual, que nutre tu propuesta y la de trabajos futuros”, dice Carlos Dussa, actualmente director creativo de Cactus

Con Papel de colgadura dice Dussan, aprendieron muchísimo y tuvieron el tiempo para experimentar y crecer. “Era una revista que se hacía cada seis meses. Teníamos la oportunidad de experimentar muchas cosas. Básicamente la revista fue mi educación en diseño”, agrega. 

Durante ese tiempo, junto al periódico El País de Cali, el estudio llevó a cabo un libro, a manera de historia visual, que conmemoraba los 60 años de fundación del reconocido medio de comunicación. Trabajaron sobre el archivo fotográfico del periódico, con la idea de reconstruir situaciones, personajes y sucesos que habían ocurrido en Cali, desde el año 1950 hasta el 2010. Sin duda, otro de los grandes hitos en la historia del estudio creativo.

Desde esos primeros trabajos, Cactus Taller Gráfico ha logrado especializar su trabajo en el sector cultural. “Hemos sido afortunados en que han sido esos clientes los que nos han buscado. Pero también es lo que más nos gusta hacer. Cuando empezamos a hacer temas de música fue muy bonito porque yo soy coleccionista de discos”, señala Dussan.

Esa vehemencia por el arte y sus diversos lenguajes fue lo que llevó al taller a involucrarse más con la música. Alguna vez, Marta Gómez, cantautora colombiana, se acercó a Cactus Les dijo a sus directores que le había gustado mucho el trabajo que habían hecho con Papel de colgadura, y que estaba interesada en que se encargaran del diseño de su próxima producción musical, llamada El corazón y el sombrero. 

Sin contarles, la artista colombiana postuló el trabajo a los premios Grammy latinos, con la suerte de que habían sido nominados en la categoría a Mejor diseño de empaque. “Fue increíble. Esa vez nos nominaron con tres gigantes del diseño: Alejandro Ros, Javier Mariscal y Juan Gatti”, señala Dussan, entre sorprendido y orgulloso. 

Aunque aquella vez no lograron ganar el premio, siguieron articulando el diseño con la música, y aquel trabajo comenzó a dar frutos. Con otro disco de Marta Gómez, denominado Este instante, el estudio caleño fue merecedor del Grammy latinos a Mejor diseño de empaque en el año 2015. 

Dos años después, Dussan recibió un correo de Daniel Bustos, gestor cultural bogotano, en el que le hablaba del trabajo de Luís Magín Díaz, un artista colombiano de bullerengue, cuya producción incluía la participación de artistas como Carlos Vives, Bomba Estéreo, Systema Solar, Petrona Martínez y Totó la Momposina. “Es decir, la vieja guardia de la música colombiana con la nueva guardia. Era una cosa increíble”, agrega Dussan. El trabajo, denominado El Orisha de la Rosa, fue merecedor en 2018 del Grammy Anglo a Mejor diseño de empaque. 

Actualmente, el taller sigue creando y experimentando a partir de su relación con las artes, y  ha logrado incursionar en otros lenguajes como el cine. Sus fundadores, Juliana Jaramillo y Carlos Dussan, serán los nuevos invitados de Diálogos de Backstage el próximo 3 de septiembre a las 4:00 p.m. En la conversación, disponible en idartesencasa.gov.co y denominada Diseño, gestión cultural y creatividad, este estudio creativo hablará sobre sus influencias y los conceptos de Identidad, curiosidad, investigación y error, que, de acuerdo con ellos, conforman el concepto de creatividad en su quehacer de diseñadores para la gestión cultural.

Por: Sebastián Hernández Noreña
El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
3 + 3 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4